Un plan de continuidad realmente incluye un plan de contingencias desde el punto de vista que el plan de contingencias es utilizado únicamente cuando ya se ha caído en un desastre mientras que el plan de continuidad (aparte de tener medidas en caso de desastre) también analiza las vulnerabilidades y desarrolla contramedidas para mitigar dichas vulnerabilidades, dicho en otras palabras el plan de continuidad no solo es curativo como el plan de contingencias sino que también es preventivo.

Haciendo una analogía de la diferencia de dichos planes, usaremos un caso en el que la mayoría esté familiarizado como por ejermplo, conducir un coche y repostar gasolina:

 

Un plan de contingencia para no quedarnos sin gasolina en el automóvil, es llenar un 1 Litro de gasolina en un bidón y  guardarlo en el maletero, para que cuando agotemos todo el combustible y se nos pare el coche, echarlo en el depósito y poder seguir nuestro camino.

Un plan de continuidad para este caso, nos dice que si estamos en Reserva y pronto podemos quedarnos sin gasolina, debemos mitigar esa vulnerabilidad emprendiendo la política de reabastecer el coche de gasolina, siempre que el deposito se encuentre con un cuarto de depósito lleno.

Entonces, podemos decir que el plan de contingencias es utilizado sí y solo sí ya me he quedado sin gasolina, de hecho tendría que perder cierto tiempo mientras hecho la gasolina en el deposito del coche.

Caso contrario, con el plan de continuidad, nunca me voy a quedar sin gasolina porque me voy a estar asegurando que cuando ya vaya por un cuarto de tanque lo lleno completamente de nuevo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies